Orcas en Peligro de Extinción

Orcas en Peligro de Extinción

Orcas en Peligro de Extinción

Orcas en Riesgo

Algunos cetáceos se enfrentan en la actualidad a un futuro incierto, ya que sus poblaciones han descendido y quedan pocos en el mundo. Las orcas no están catalogadas como especies en peligro de extinción, pero son vulnerables ante una serie de amenazas de origen natural y antropogénico.

La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) integra a las orcas en el grupo “Datos Insuficientes” (DD), pero la realidad es que algunas poblaciones específicas se encuentran en peligro.

Amenazas de las orcas

La observación y caza de cetáceos ha existido desde los primeros años de la humanidad. Constituyen una de las amenazas más importantes para las orcas, pero con el paso del tiempo la población humana ha aumentado, las ciudades han crecido, las necesidades se han diversificado y la búsqueda y logro de metas particulares se ha vuelto uno de los puntos cardinales de la civilización humana.

Se puede decir que el conjunto de amenazas incluye los riesgos naturales en su hábitat y las que tienen su origen en las actividades del hombre. Las primeras son aquellas que cualquier animal libre experimenta y no suelen representar gran peligro para la población mundial a menos que se trate de una epidemia. Por ejemplo, las orcas padecen infecciones por hongos o bacterias o contienen parásitos en su interior que pueden minar su calidad de vida, especialmente si ya se encuentran enfermas o débiles. También se han encontrado algunas aquejadas de la enfermedad de Hodgkin, de tumores, úlceras en el estómago y enfermedades de la piel. Otros animales grandes no representan un problema para las orcas, pues si éstas son saludables carecen de depredadores.

La lista de amenazas que derivan del ser humano es relativamente extensa. Incluye:

-Caza comercial. A diferencia de las ballenas barbadas, las orcas no han sido cazadas sistemáticamente de forma masiva, pero algunas veces sí fueron ultimadas para obtener y aprovechar su grasa, piel, carne y órganos internos. En tiempos modernos algunas tribus nativas del Ártico capturan orcas para subsistir.
No obstante, en regiones específicas la caza para comercializar con los cuerpos ha sido más frecuente de lo que se cree. Esta modalidad ha disminuido, pero en Japón, Groenlandia, Indonesia y algunas zonas del Caribe aún son cazadas.
-Captura para exhibición. La inteligencia de las orcas las hace atractivas para los seres humanos, ya que son capaces de aprender a ejecutar acrobacias. Por eso en ocasiones se realizan capturas dirigidas o en vivo que los acuarios exhiben.
-Contaminación de hábitat. La contaminación del agua afecta directamente su salud. Por ejemplo, en las aguas costeras de Columbia Británica (Canadá), la presencia de bifenilo policlorado (PCB) es tan alta que constituye un riesgo para tres poblaciones de orcas que visitan las zonas. Además, los derrames de petróleo son peligrosísimos accidentes que afectan directamente su organismo o indirectamente por medio de la disminución de sus presas.
-Ruido excesivo. Las orcas son muy sensibles a los ruidos puesto que usan la ecolocalización, por eso las actividades militares e industriales, que generan ruidos excesivos, tiende a perturbarlas.
-Disminución de presas. La contaminación del hábitat o cualquier otro desequilibrio en éste, así como la sobrepesca, reducen el número de presas.
-Colisiones con embarcaciones. El choque con cualquier tipo de embarcación puede producir heridas leves o graves que tienen la posibilidad de empeorar y producir su muerte.
-Problemas con los pescadores. Muchos de ellos ven a las orcas como una amenaza pues en ciertas partes ellas han aprendido a robar el pescado. Por ejemplo, los pescadores de Brasil indican que las orcas son capaces de consumir el 50 por ciento o más de la captura de pez espada. Aunque algunos optan por aplicar medidas para alejar a las orcas, se sabe que otros pueden dispararles.
-Cambio climático. Es traducido en un aumento de las temperaturas o del nivel del agua que afecta su composición, lo que puede alterar también la disponibilidad de sus presas habituales.

Expectativas de supervivencia

En resumen: hasta 1981 los balleneros de Noruega, Japón y la Unión Soviética habían capturado cerca de 6,000 orcas. Las poblaciones del Estrecho de Gibraltar y del sur de Columbia Británica y de Washington son las más afectadas por la contaminación y el descenso de presas. Algunas personas creen que son animales fieros que atacan al ser humano a la menor oportunidad. Su nombre común en inglés, Killer whale, no parece ayudar al cambio de perspectiva. No es una ballena asesina.
Es importante poner reconocer todas las amenazas que afectan a estos bellos animales y tomar medidas que los hagan prevalecer en el mundo por mucho más tiempo. Aún la Lista Roja no las clasifica en la categoría En peligro de extinción (EN). ¡Hay que evitarlo!

Fuentes:

http://www.iucnredlist.org/details/15421/0
http://seaworld.org/en/animal-info/animal-infobooks/killer-whale/conservation-and-research/
http://en.wikipedia.org/wiki/Killer_whale#Whaling
http://www.nmfs.noaa.gov/pr/species/mammals/cetaceans/killerwhale.htm
http://us.whales.org/species-guide/orca-killer-whale